Santa Cruz de la Sierra, un paraíso para los turistas

por | Abr 22, 2019 | Gestión del Turismo | 0 Comentarios

Futuros turismólogos aprenden acerca de los diversos paisajes de Santa Cruz, preparándose para guiar a los turistas

Facultad de Humanidades
Facultad de Humanidades

El licenciado en Gestión Turística, está capacitado para trabajar tanto con el sector público en dependencias relacionadas con el área como en el sector privado, en empresas directamente relacionadas con el sector turísticos como hoteles, restaurants, agencias de viajes minoristas y mayoristas, tour operadores del turismo alternativo, empresas de transportación, arrendadoras de autos, oficinas de organización de eventos.

Además, para conocer los destinos turísticos los estudiantes de la Carrera de Gestión del Turismo junto al Director de Carrera Roeemir Salazar realizaron un viaje a los destinos de San Miguel, San Rafael y Santa Ana de Velasco. El primero de ellos, está ubicado a 39 kilómetros de San Ignacio y fue fundada en 1721 por los Jesuitas, oficialmente bajo el nombre de San Miguel Arcángel.

La mejor opción para conocer San Miguel es un paseo por el pueblo, el cual aún preserva sus casas originales construidas con barro, caña y techos de hojas de palmera. Se pueden visitar los talleres de artesanos talladores en madera en San Pablo y San Miguel considerados como los mejores talladores de toda la Chiquitania.

También, visitaron San Rafael, la misma que fue establecida en 1696 y está ubicada a 75 kilómetros de San Ignacio de Velasco. La naturaleza incomparable de esta zona se ve reflejada en su sistema de serranías sobre un paisaje llano que facilita unas bellas vistas panorámicas de unos amplios entornos. En las afueras del pueblo uno puede observar la faja de bosque conocida como Santa Mónica y la piedra con grabados rupestres pre-hispanos de Santa Isabel o Santa Bárbara, comunidades donde se gestaron batallas de la Independencia.

Asimismo, Santa Ana de Velasco entre sus atractivos presenta en las cercanías del pueblo una represa donde disfrutar de un baño en sus aguas cristalinas.
Al lado de la Misión de Santa Ana se encuentra la Casa de la Comunidad Valenciana, edificio colonial restaurado y gestionado por la Asociación Hombre y Naturaleza Bolivia, que posee un pequeño Museo Chiquitano, donde se pueden apreciar piezas y utensilios tradicionales de esta cultura.